miércoles, 1 de junio de 2011

REDUCCIONISMO

REDUCCIONISMO
Mariel Abarca. mariiel_abarc@hotmail.com

El arte minimalista se manifiesta por primera vez en los Estados Unidos en la década de los sesenta. Y surgió como respuesta al Expresionismo Abstracto. El término “minimal” lo utilizó por primera vez el filósofo analítico británico Richard Wollheim en su ensayo de 1965 Minimal Art, donde calificaba como tal a las pinturas monocromáticas de Ad Reinhardt y a objetos de alto contenido intelectual pero de poco contenido de manufactura.
La frase “Menos es más” del arquitecto Mies van der Rohe, se tomo como precepto base para este movimiento. Ya que lo que buscaba este era reducir a lo esencial, librándolo de lo que para ellos sobraba en una obra.
Un antecedente que considero importante es el suprematismo de Malevich, ya que se trató de un arte sin función utilitaria y que utilizó formas puras. Estas entre otras, son precisamente características del minimalismo. En la mayoría de los trabajos de Malevich podemos encontrar únicamente figuras geométricas, tal como lo hicieron artistas minimalistas. Hay una pieza de Malevich en particular que por su superficie monocromática libre de texturas, me remite al minimalismo inmediatamente, es la de Cuadrado negro sobre fondo negro.
Creo que el minimalismo dejo muchas aportaciones importantes como la de liberarse del caballete y sobretodo de las bases en la escultura. Se ven instalaciones de gran tamaño y en materia prima industrial, debido a esto el artista deja de ser el productor de su obra y se vuelve en algo así como el productor de la idea y el diseño de esta.
Las instalaciones presentadas en galerías, al mostrarlas desmontadas, el espacio en el que estaban también iba a jugar un papel muy importante, tanto que el diseño de su obra tenía que ser pensando en el lugar donde iba a ser expuesto. El espacio complementaba la o las piezas. Y digo piezas porque fue en este movimiento también donde se dio inicio a la seriación. Sus piezas geométricas eran simples, monocromas y se repetían exactamente iguales cada una. Me pareció muy interesante el hecho de repetirlas porque anteriormente se habían hecho piezas únicas, y adquirían cierto valor, y esto hacia que el artista también se le elevara. Pero el que el artista solo fuera el diseñador de la obra y otro fuera el que la hiciera, había cierto alejamiento del artista con su obra y esto lo hacía más impersonal.
Un movimiento que veo contrario a este es la Bauhaus quien su propuesta era que la forma siguiera a la función. El minimalismo no le buscaba ninguna función a la forma.
Algunos artistas de este movimiento fueron Donald Judd, Carl Andre, Sol Lewitt; quien habla de la importancia de la idea, Dan Flavin; utilizo luces de neón, nunca antes utilizadas en galerías, donde simplemente las colgaba (seriación) en la pared o simplemente varias de colores en el piso, y Robert Morris en la pintura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario